5 años no es nada…

12038012_10207956565249184_7764932406952020833_n

Es increíble como pasa el tiempo. Nunca me imaginé que aquella tarde del viernes 29 de octubre de 2010 tomaría la bicicleta para pedalear desde el trabajo a juntarme con la mujer que cambiaría mi vida para siempre.

Aquella tarde me junte con María José después de meses de mensajes enviados desde Twitter, donde nos conocimos virtualmente. Ese día fue el gran salto de la “virtualidad” a la realidad, donde uno se muestra sin ese filtro tan conveniente y resguardado como lo es la escritura, porque, hay que decirlo (o escribirlo) que es mas fácil expresar sentimientos y reclamos de manera escrita en redes sociales que de manera verbal frente a un publico menor o similar a quienes leen tus mensajes en las redes sociales. Ese momento en que estas frente a alguien que no solo compartías opiniones sino ademas pensamientos y sentimientos en casos muy personales, es casi similar que el encontrarse con una amiga que no ves hace años, con la diferencia de que nunca la habías visto en la vida.

Ese dialogo simple pero a la vez familiar de las primeras palabras denotaban una confianza ya formada gracias a los DM de Twitter, lo que finalmente hace que la conversación sea mas fluida y sin grandes silencios. Fuimos a un local para conversar y de a poco se generaba esa magia que hasta ese momento daba vueltas a mi alrededor pero que no lograba absorber. Después de unas horas llegaba el momento de la despedida la cual pasó de un “hasta pronto” a “acompáñame a un carrete que tengo en un karaoke de Bellavista”. Todo partió de compartir con amigos cantando karaoke y terminó en otro local, bailando salsa, en el ambiente de la Coté, donde finalmente esa magia logro entrar en mi y que estaba frente a quien no solo sería una gran amiga y confidente, sino con la mujer que tomaría mi mano y no la soltará nunca.

Esa noche sigue siendo inolvidable, una noche donde me deje llevar y no fui yo, aquel racional y con ese contante TOC de hacer las cosas bien y correctas. Fui otro que se dejo llevar de la mano de quien ahora es mi compañera de vida, la madre de nuestra hermosa hija y pilar fundamental de todos estos momentos vividos en estos años.

Mas que pensar en el pasado, en el “que me hubiese gustado hacer”, en el “por que no la conocí antes” y otras conjeturas que finalmente terminan calentando la cabeza innecesariamente, es el momento de disfrutar el “aquí y ahora”, el seguir construyendo a pulso el camino de vida que ambos recorreremos y mostrar el mejor horizonte a Emilia para que ella, con su personalidad, alegría y entusiasmo, construya su propio camino con el futuro que ella quiera lograr.

En este espacio, donde dedicabas minutos de lectura antes de conocernos para valga la redundancia “conocerme mas”, dejo este testimonio de vida, de nuestra vida, para que lo leas cada vez que quieras, pues eres parte importante de mi vija junto a nuestra pequeña.

Te amo mi vida y te amare por siempre!!!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s