Una nueva terapia: Planchar

Dentro de las cosas que empece a asumir cuando comencé a vivir solo es algunas responsabilidades que siempre me desligaba cuando vivía con mi familia. Una de esas actividades era planchar, algo que detestaba pues lo encontraba una lata… Al vivir solo tuve que asumir esto con pesar pues las pegas que he tenido involucra usar camisa así que obligado a hacerlo.

Por lo mismo siempre planchaba en cualquier lugar, siempre tomando los debidos resguardos. En el primer depto que arrendé, por el 2008, lo hacía sobre la mesa de la cocina americana, la cual cubría con unas toallas para no hacerle daño. Después pase a hacerlo sobre la cama, donde lo seguí haciendo hasta hace un mes atrás. Dado que los dolores de espalda eran mas seguidos atine a comprar una tabla de planchar… y me cambió la vida!!!

Ahora me dedico un tiempo para planchar camisas, pantalones y lo que yo y Coté necesitamos. Como plancho una vez por semana las tenidas para cada día demoro cerca de 1 hora dependiendo de la carga de ropa y, como lo hago en una pieza aparte puedo escuchar música, echo a volar la imaginación pensando en cosas o me pongo a tararear canciones.

El planchar ya es una distracción y de verdad me agrada!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s