Un Nefasto Agosto

Este ha sido el peor mes de agosto que he aguantado en mis 29 años de vida. Podría reclamar por los cambios de temperatura (muy abrigado en las mañanas y pasado el medio día con un calorcillo agradable para en la tarde-noche volver al extremo frío), por las alzas de productos y servicios, por el drama y posterior esperanza de los mineros atrapados cerca de Copiapó, o simplemente porque no me gusto el mes. Pero esta vez tiene una razón de fondo y muy personal.

A principios de este mes estaba preocupado por la salud de mis dos abuelas, una con Neumonía y la otra en fase terminal de Alzheimer. Entre medio supe que la abuela de mi gran amigo Claudio también estaba pasando por unos cuadros virales algo complicados, donde incluso estuvieron en el mismo hospital junto con mi abuela materna.

Pasaron los días y a mediados de mes, la tarde del sábado 14 de agosto fallece la abuela de Claudio. Partí a acompañarlo esa noche y al otro día en la mañana, siempre con la atención frente a cualquier novedad de mis dos familias. Ese lunes fui a trabajar y a mediodía llama mi padre avisándome que su madre estaba en las ultimas y que de ese día no pasaba… y así fue. Por la noche partí a su velatorio y compartir con mi familia además de la visita de amigos.

El martes, antes de ir al trabajo me llama mi madre. Antes de contestar ya sentía lo que me iba a decir… Partí al hospital Barros Luco y estaba ella con una de sus hermanas. Acompañe a todo el tramite de traslado, en la morgue y en el traslado hacia la capilla. En la tarde necesitaba distracción por lo que fui a trabajar, lo que fue lo mejor. En la noche en su velatorio con mi familia y amigos que me fueron a acompañar.

Despierto el miércoles pensando en mis dos abuelas, en su partida y en la coincidencia de su despedida: ambas se fueron en menos de 18 horas… y ambas se unían en los funerales, una en la mañana y la otra por la tarde. Asistí y ayude en ambas, siempre con tranquilidad y acompañando a quienes correspondía.

A los días siguientes fallece el abuelo que crió a una gran amiga tuitera, solo la acompañe en espíritu pues no quiso que fuera al velorio. Y así otra gente que también perdió a sus abuelitos…

Quizás esta Agosto fue nefasto para varios amigos y conocidos (incluyéndome), quizás realmente era el tiempo para que partieran de este mundo, no se… solo deseo que durante Septiembre todos celebremos con nuestros seres queridos y disfrutemos al máximo estos días de 18 Bicentenario largo 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s