Una Señal

Hoy desperté por la mañana con una sensación distinta, como si un nuevo aire recorriese el departamento. Mire a mi alrededor y estaba todo igual, los cachureos y el desorden de mi pieza estaba igual, la ventana y la puerta abierta por el calor de anoche se mantenían inmóviles, la TV encendida y el celular sonando recordando la hora de levantarse daba el pie para una nueva jornada de trabajo. Pero algo estaba distinto, algo no calzaba con la rutina de cada mañana.
Me levanto de la cama, voy a la ducha… ya seco salgo del baño y me quedo detenido mirando aquella puerta que no se abre hace mas de un mes, esperando alguna reacción de alguna parte… el celular vuelve a sonar recordando que hay que apagar la alarma después de despertar y entro a mi pieza. Me detengo a mirar el cuadro que adorna la cabecera de mi cama: un bordado enmarcado que llego como regalo de cumpleaños. Esa hada bordada cobra vida y vuela dentro de mi pieza, revolotea entre mi ropa desordenada, se esconde detrás de la TV, entra y sale del closet para escabullirse en el living, se detiene frente a la Tota, juega entre sus hojas verdes y sus flores blancas, vuela por el cielo y se esconde tras esa puerta.
La alarma del celular vuelve a sonar, miro el reloj y veo que es la hora de partir y yo sin vestirme. Con mi ropa de trabajo preparo el sandwich de la mañana y saco el almuerzo del refrigerador. Guardo todo en la mochila y miro por el balcón hacia el infinito buscando la respuesta a este extraño despertar.
Tomo mis cosas y me dispongo a enfrentar una nueva jornada de trabajo, sin antes mirar el departamento desde el umbral de la puerta del pasillo, contemplando la puerta del baño, mi pieza, el balcón, el living, la cocina y en especial aquella puerta. Con toda esta visión solo una pregunta me brota de lo mas profundo de mi corazón…

¿Como estas?

Anuncios

Un pensamiento en “Una Señal

  1. Te lo preguntarás tantas veces… tantas que incluso en ocaciones podrás sentirle contigo…. así es… así son esos "Adios" que sin pensarlo dejan tanta huella…. tanto rastro que muchas veces no deseamos descubrir…. Tu texto es lindo… me recordó un pasado que ha sido el mucho… el de tantos… Por cierto… Nunca dejes de contemplar lo simple desde alguna banca perdida….AbrazolesMi Ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s