Bitácora de Vida – Un nuevo año (día 27)

Este fin de semana tuve una “noche de brujas” muy especial. En primer lugar nunca había celebrado una, no soy de los que festejan con disfrazarse o andar pidiendo dulces además que no tengo primos chicos (a excepción de una que tiene meses) como para acompañarlos a pedir dulces. Esta vez estaba en Rancagua por las 21:00hrs pidiendo dulces disfrazado de un descualido Indiana Jones.

Una rara sensación tuve, entre el volver a la niñez, regalonear con el bebe de la familia de Karito (Benjita) y el reírme a lengua suelta con sus primos chicos. Es raro para uno que nunca le dio sentido a la noche del 31 de octubre hacer esas cosas ya grande, una forma de asumir que, cuando tenga mi hijo tendré que acompañarlo a pedir dulces en casas y negocios cercanos.

Anoche tuve un sueño muy especial, algo parecido a la historia de “Un Cuento de Navidad” pero con situaciones diferentes: otro contexto, otros personajes y una nueva lección. Aunque suelo ser detallista en mis sueños esta vez no les contare el sueño… solo puedo escribir que aprendí una
gran lección (como lo que le sucedió a Ebenezer Scrooge) dejar atrás toda la amargura y disfrutar de un nuevo día lleno de esperanzas y alegrías.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s