Castillos en el Aire

Hace un tiempo conocí a una gran mujer, llena de alegrías, sueños y de belleza. Una mujer que logro llenarme el corazón de sonrisas, comprensión y cariño. Un día y como signo del amor que sentía decidí construir un gran castillo donde poder guardar todos esos tesoros y entre los dos decorarlo y hacerlo mas hermoso.

La entrada la hice grande para que pueda ingresar todo aquel que quisiera, con buenas intenciones, alegría y buena onda; una entrada donde todo aquel que entrase se diera cuenta de nuestra hospitalidad, cariño y alegría al recibirlos. Al interior un gran salón donde recibir a nuestros invitados con amplios sillones, sofas y una mesa donde colocar cosillas para picotear, junto a una decoración muy al estilo medieval, con grandes cortinas y muebles antiguos.

En el comedor una larga mesa con manteles blancos y tonos claros en su decoración, con grandes candelabros y bien iluminado para que todos puedan estar sentados, nuestros invitados y nuestras familias, todos compartiendo juntos. Una cocina grande, donde pueda cocinar de todo, una gran despensa y un gran refrigerador, todo blanco y reluciente, con tal de llegar y preparar ricos platos para recibirla y halagarla con un buen plato de comida.

Los baños los hice acogedores aunque el mas importante es el de nosotros: con una decoración medieval, amplio espacio y sobre todo una enorme tina, para que ambos podamos disfrutar de un relajante baño.

También construí habitaciones tanto para recibir a nuestras familias como amigos o invitados. Claramente la mas importante es la matrimonial: un gran salón donde lo mas importante es nuestra cama, con velos blancos que bajan desde el cielo para cubrir nuestra cama, con sabanas y frasadas de tonos blancos, esponjosas almohadas y un colchón cómodo para disfrutar cada instante que estemos acostados… pues ambos nos gusta dormir.

Todo un castillo lleno de detalles y regalos, cada rincón tendría una historia o un recuerdo de los momentos que hemos pasado juntos, un hermoso hogar donde poder disfrutar con nuestros hijos y cuando estemos viejitos…

…un hermosos castillo construido arriba de la nube mas alta que pueda existir…

Un castillo que solo yo podía llegar, que solo yo me esforzaba en construir y llenarlo de sueños y esperanzas, un castillo que solo podía ver con mis ojos pues ella nunca se intereso… alguna vez lo logro divisar pero sin la idea que todo ese esfuerzo era para que ella viviese allí. Ella nunca quiso construir el castillo, nunca quiso formar parte de el… solo me entregaba su comprensión, compañía y cariño sin buscar nada a cambio, sin querer tener nada conmigo, sin querer construir nada a largo plazo…

Ella siempre tuvo las cosas claras, era yo quien no asumía esa situación, trataba de seguir acumulando recuerdos, deseos y esperanzas de que llegara el anhelado día en que ella quisiera quedarse en mi castillo… pero después de tanto esperar me di cuenta que todo esfuerzo sería en vano porque ella no me mira como quiero que me mire, no me ama como yo quisiera que me amase, no me ve como la pareja que quisiera ser…

Hace un tiempo decidí vaciar ese castillo, quitar todos esos recuerdo y guardar solo los mas importantes en un baúl, sacar todas las cosas que decore con ella y cambiarla con otras cosas o simplemente dejándolo vacío. De a poco me he desecho de cosas, sensaciones y sentimientos que a pesar del dolor que me produce su perdida lo asumo con franqueza pues sé que si continuo construyendo este castillo imaginario no va a terminar en nada pues no tendría una princesa dueña del lugar.

Hoy es el día final, el día que tengo que botar lo mas importante de todos mis tesoros: mi amor; ese que me hacia llenarme de ilusiones, aquel que magnificaba cada signo de aprecio de ella hacia mi, el que nublaba mi mente viéndola solo como aquella princesa digna de ser la dueña de mi castillo. Hoy tomaré todas esas ilusiones y me desharé de elles pues a pesar de ser bellos sentimientos no me hace bien recordarlos, pues cada día que la siento lejos es un poco mas de sufrimiento en mi corazón.

Este último día del año 2008 es el momento para hacer una renovación completa de mis sentimientos, el quitarme todo este peso muerto que no me sirve para seguir caminando para reemplazarlo con nuevos aires, con mejores esperanzas y mayores deseos de ser el mejor, de ser un excelente profesional y un buen amante… me cuesta asumirlo, me duele mucho todo esto pero se que será para mejor, que llegará el día que me sienta mejor con no depender de ella sino de quien realmente me vea como pareja, como amante y como compañero.

Este es un adiós a años de hermosas esperanzas aunque sabía que llegaría este día, el día que tendría que perder una parte de mi corazón para seguir con este largo y sinuoso camino llamado vida… una lagrima en mi mejilla simboliza este adiós pero que se llenará de nuevas esperanzas después de dar mi abrazo de año nuevo.

…adiós mi niña hermosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s