A momentary lapse of reason

El titulo suena a disco de Pink Floyd, mas aun viendo la imagen que pertenece a este disco. Esto solo es la referencia al momento en que estoy disfrutando ahora.

Bien digo disfrutando pues todos quienes me han visto en estos días se han impregnado (eso creo) de esta nueva actitud, de ese nuevo aire que recorre mi cuerpo y mi mente. Es cierto: no soy el mismo de hace 6 meses atrás, lo asumo y veo que algunos se han dado cuenta de esto (cosa que me pone mas que feliz). Me siento mas que nunca renovado, con más ganas de hacer cosas y con la esperanza de que si hago las cosas bien pues tendré una gran recompensa más adelante.

El camino ha sido largo, primero fue asumir que estaba mal, que mi manera de pensar y de ver las cosas no estaban bien… mas aun si esas cosas las hacia con tanta naturalidad que nunca me di cuenta que estaba mal. Falto que una gran persona a la que conocí durante el 2006 me las dijera para recién ver que eso no estaba bien. Un pequeño llamado de atención que fue lo que gatillo mi necesidad de ver las cosas de una forma mas positiva. Después de notar eso me di cuenta que eran mas cosas los que me hacían ver todo tan pesimista, muchas cosas imaginadas por mi mente (demasiado creativa y rollera) que de a poco me auto encerraba en un abismo totalmente imaginario, juntando cosas del pasado y trasladándolas para el futuro… realmente era algo que en algún momento pensé que me podía superar.

Fue un proceso de un par de meses para darme cuenta que no estaba bien eso en mi, que necesitaba cambiar mi actitud. Quise buscar ayuda en quien me hizo ver “la punta del Iceberg” pero coincidió con un mal momento en que se quebró esa amistad. Realmente me sentí solo tratando de buscar respuestas a tantas interrogantes que salían casi de manera natural de mis labios, muchas cosas que de a poco me hacia nublar la mente y el corazón.

No podría decir que fue la mejor opción, mucho menos que fue la mas sensata pero a mediados de Agosto pude ver la luz… después de un mes y medio de pensar, descargar esa rabia interna a través de escritos y conversaciones al viento, pude ver que la solución venia de mi mismo. Quizás fue ese momento donde más necesite estar al lado de mis amigos más queridos pero había algo en mi que no quería buscar respuestas en ellos… quizás quería evitar el preguntar “¿como me ven?” o “¿estoy haciendo las cosas bien?”, quizás el evitar inspirar lastima… no se, todas las cosas que sabes que tus amigos nunca te harán pero paso eso por mi mente. Mas aun me convencí de eso pues vi que dentro de mi estaban las respuestas sin tener que aplicar conversaciones extensas, sesiones de psiquiatras o armarme mas rollos personales.

Ahora puedo decir la respuesta a todas mis preguntas era lo mas simple: “deshacerme de todo lo malo y quedarme con lo bueno”. Suena bastante simple pero era algo que hacia que hacerlo paso a paso… tratar de sacar todas esas sombras, esos pensamientos e ideas imaginadas para poder dejar espacio para todo lo bueno que tenia a mí alrededor, pues eso estaba dejando de valorar. Cambiar esa actitud pesimista de ver que todo iba a salir mal, que por mas que buscaba hacer las cosas mejor caía en el “circulo de la tristeza” (como lo titule alguna vez a mis pensamientos).

Llego septiembre y el momento de empezar a generar ese cambio, un cambio muy importante pues tenia que venir de adentro hacia fuera. Un proceso lento pero que de a poco veía como ciertas actitudes que asumía como negativas de a poco las podía convertir en algo bueno, en cosas positivas… y creo que quienes estuvieron como compañeros de algunos ramos en la U deben haber notado. A eso agregue algunos cambios externos: el más importante fue finalmente pelarme al milímetro y mantener ese corte mientras siga en este proceso de cambio (ya saben que, más que verme bien pelado es una penitencia). Otras cosas mas es el cuidarme el peso pues estoy algo sobrepasado pero eso es un proceso mas largo, aunque ahora puedo compararme con fotos del primer semestre del 2006 donde veo que estaba mas gordo… eso si que es un gran cambio.

Seguí con este proceso al avanzar los meses: septiembre, octubre… y a principios de noviembre me hice una especie de evaluación, donde me puse la mejor nota pues los cambios eran notables en mi, ya con mas ganas en el estudio, subiendo las notas de manera importante, mas disposición a trabajar en grupos y compartir mas entre mis compañeros… en la U los cambios fueron notables comparando al semestre anterior. Con mis amigos no hice una evaluación pues quería que ellos se dieran cuenta de mis cambios. Por eso mi celebración de mis 26 años fue especial: uno por tener muchas ganas de celebrarlos con mi familia y amigos, y segundo para que ellos se dieran cuenta que este Jorge es distinto al del año anterior, que estos 26 años serian especiales y sin saber esta larga historia vieran que soy distinto y que mas que nunca tengo ganas de seguir conquistando el mundo.

Hoy puedo ver esos resultados: amigos que se han visto un giro en 180º en mi personalidad (todo para bien), otros que de a poco ven que no soy el mismo y algunos que solo disfrutan de “mi nuevo yo”.

Esto fue la unión de muchas cosas que desencadenaron en una noche de agosto donde mirando al cielo de boletos que adornan mi pieza y de volver a leer un post en mi fotolog me dije: “esto esta mal, necesito un cambio ya!”. Me ayudo mucho la opinión de esta amiga que por ahora tenemos una tremenda amistad, pero no solo fue ella sino muchos otros que alguna vez se acercaron a mi y me preguntaron: “¿estas bien?”, “ayer te vi muy triste, ¿pasa algo?”, a aquellos mas cercanos que me veían algo desanimado y por mas que preguntaban por mi les respondía con evasivas. A ellos y a quienes me acompañaban en espíritu les doy las gracias pues todo ese ánimo, toda esa fuerza que me traspasaban en sus palabras de aliento los recibí mas que nunca en esos momentos sin tener que tenerlos cerca. Creo que fue una forma de tomar todas esas palabras y traspasarlas a mi vida, para endulzarla y hacerla muchísimo mejor.

¿Y el titulo? ¿Qué tiene que ver con todo esto? Por ahora sigo reflexionando y sigo avanzando por mi camino, buscando ser mejor persona y un excelente profesional. Sido en proceso de cambio y creo que eso nunca debe parar pues mientras uno no se reinvente pues todos te verán como “el mismo de siempre”. Por ahora otros son mis pasos, otros son mis pensamientos y objetivos por lo que espero tener resultados mas adelante. ¿Ahora? Solo actuar y seguir descubriendo cosas sin perder mi esencia y esas ganas de disfrutar de todo lo que mundo pueda entregar.

Solo deséenme suerte!!!!

Posted by Picasa
Anuncios

2 pensamientos en “A momentary lapse of reason

  1. buena onda mi amigo, "la llave hacia la puerta del alma" es mejor titulo que un momentaneo lapsus de razón, esperó que el camino se llene de luz, amistad, encuentro, los logros individuales son la base de una sociedad sana y madura, super bien mi amigo…lo transcurrido durante el año pasado lo has dejado más que claro, y si encuentras la meta no te detengas, mantente en evolución…totofredo te dejo un abrazo, y las gracias haber si yo tambien puedo seguir la misma ruta…ciaoabraham

  2. Primero: Muchissima suerte en tu proceso….ojala logres completamente el cambio que te propones.Me hace falta que me pase algo asi, pero creo que aun no toco fondo. Quiero cambiar, pero aun no estoy dispuesta. a veces siento que todo me amarga. Nada me gusta. Veo solo lo malo de las cosas. Pero en fin. Sigue adelante y te felicito por haberte dado cueta de que debias cambiar.Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s