Diario de Vida (I)

Estoy acostado, mirando el cielo, tratando de reconocer boletos en la oscuridad de mi habitacion. No puedo dormir, a pesar de haberme acostado hace 30 minutos atras. Es comun que me acueste y duerma al instante, quizas minutos despues de pensar en algo para dormir con alguna idea para el sueño de la noche, pero hoy no resulta nada.

Acostumbrado a dormir alrededor de las 01:30am, despues de ver Ranma 1/2 (entre 00:45 y 01:15), para el buen sueño y entretenerme con sus capitulos (a pesar de tenerlos casi todos en video). Hoy no paso nada con el sueño, por eso se merece mi tazon de cafe cargado y bien azucarado para el buen sueño (claro, como soy raro, el cafe me produce harto sueño).

Salgo de las sabanas, me pongo un pantalon de buzo y voy a la cocina, prendo el hervidor electrico con agua para mi agridulce brebaje y veo a mi perro echado en el sillon, con la cabeza levantada para ver quien es, aunque supongo que sabra que soy yo, debe estar acostumbrado a ver mis movimientos por la noche. Me acerco, le acaricio su guatita y le doy su beso de buenas noches en su frente. Me mira con rostro de agradecido y se queda quieto viendo lo que hago en la cocina.

Ya el agua esta hervida, coloco en mi tazon una cucharadita llena de cafe y las 4 de azucar. La pruebo y la siento desabrida por lo que coloco 1 1/2 mas. Ya conforme con el gusto me voy a mi pieza para volver a la cama. De mi mochila saco un paquete de galletas Santiago que compre en mi viaje a Valpo para colocar algunas en un pocillo para amenizar el cafe (mas agradable al paladar)

Disfrutando del cafe miro al techo y se viene a mi memoria el momento en que coloque mi ultimo boleto, aquella ceremonia donde culmino aquella obra maestra: llenar el techo de mi pieza con boletos de micro. Algunos tienen un significado especial, de hecho los ultimos que pegue tiene unos mensajes de mis grandes amigos de esa epoca, algunos todavia sobrevivien y otros solo estan en mis recuerdos. Bajo la mirada y veo mi cuerpo desnudo, veo de nuevo a mi alrededor y me doy cuenta que de ahora no tengo nada interesante en mi pieza. Esta llena de recuerdos del pasado, pero de los ultimos años no tiene nada. Quizas sea porque no he hecho nada interesante, y como me he visto en el ultimo tiempo, desmotivado por hacer otras cosas, por salir a otros lugares, llamar por telefono a quienes no se de hace tiempo y mucho menos ir a fiestas o eventos por ahi. No se si estoy pasando por un periodo reflexivo o simplemente no quiero ver a nadie…

No es que me sienta solo, de hecho es parte de mi naturaleza el estar solo, mucho menos querer estar en la compañia de alguien, llamese amigo, amiga, pareja, familia, gente, etc., solo veo que cada vez me siento mas solo y es algo que viene solo de mi, de nadie mas. Probablemente estoy perdiendo contacto con el resto de mi ambiente pero tambien ellos no se preocupan por saber que tal estoy y en que ando. Eso no me preocupa mucho, solo me preocuopa el estar bien, cosa que hasta el momento lo he llevado bien.

Siento un rasguido en mi puerta, la abro y es mi perro que tiene ganas de entrar, rapidamente sube a mi cama y coloca su cabeza en mi almohada. Mientras lo miro desde la puerta mueve su cola con frenesi, esperando a que me acerque y le acaricie su guata que me muestra con una leve sonrisa en su boca. El esta feliz que le toque su guata mientras me siento feliz porque quiere acompañarme un rato en mi cama. Me acuesto y me cubro con las sabanas mientras mi perro se acuesta a la altura de mis piernas sobre el cubrecama. Lo miro de reojo mientras se instala como bolita en mis piernas y una sonrisa se me escapa. Claro, el ver feliz a mi perro hace que yo me ponga feliz, lo mismo ocurre con mis amigos: el poder ayudarlos y ver que se sienten agradecidos por lo realizado pues me hace el doble de feliz. Quizas sea algo egoista de mi parte pero me gusta mucho ayudar, ser un aporte, contribuir con mi fuerza, mi ingenio o mi confianza en hacer algo externo para obtener buenos resultados para recibir el agradecimiento del resto. Es algo que hace tiempo que no hago y creo que eso tambien influye en el vacio que siento dentro…

Ya el cafe empieza a hacer efecto en mi, me abrazo a uno de mis peluches y me dispongo a dormir…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s